Como preparar Pollo broaster especial

Pollo broaster especial
Tags: pollo

Ingredientes para 4 raciones

  • 8 muslos de pollo
  • 2 tazas de harina blanca
  • 1 taza de leche
  • 2 huevos.
  • 4 cucharadas de pimentón
  • 4 cucharadas de pimienta blanca
  • 1 cucharada de jengibre molido
  • 1 cucharada de mostaza en polvo
  • 1 cucharada de ajo molido
  • 1 cucharada de albahaca
  • 1 de cucharada de orégano
  • 1 cucharada de tomillo
  • 1 cucharada de sal

Preparación

En la cocina peruana el pollo crocante o pollo broaster es una manera muy habitual de preparar el pollo frito.

Partiendo de este plato y añadiéndole una buena mezcla de especies podemos lograr un pollo frito muy parecido al KFC, pero con al riqueza de la cocina peruana.

Esta es una forma especial de preparar el pollo a la broaster, ese pollo crujiente tan apreciado en el Perú.

En esta receta se usa una mezcla de especias que le van a dar un sabor especial.

Puedes usar muslos de pollo enteros o deshuesados o incluso pechugas, peor estas son más secas.

El proceso tiene tre pasos: marinar el pollo, rebozarlo y freírlo.

Para el marinado vas a mezclar como taza y media de harina con la mitad de las especias, la leche y los huevos. Mezcla bien que te queda una pasta ligera con todos los ingredientes bien incorporados. No debe quedar una masa, si la ves demasiado espesa puedes aligerarla con algo de agua.

Pon las piezas de pollo en esa salsa por una media hora, procurando que queden bien cubiertas.

Para el rebozado mezcla bien el resto de la harina con las especias que quedaron después de preparar el marinado. Remuévelas bien y añade la sal.

Saca las piezas de pollo del marinado, deja que escurran bien el líquido y ponlas en el rebozado procurando que queden bien cubiertas.

Un truco para esto es usar una bolsa de plástico o de papel resistente y poner dentro el rebozado con las piezas de pollo, se remueve todo muy bien para que las piezas se cubran. No debe quedar nada de pollo sin cubrir.

Y para freír prepara un recipiente o sartén bien honda con aceite vegetal (oliva es el ideal) suficiente.

Calienta el aceite bastante, pero sin que llegue a humear porque es señal de que se ha quemado.

Con el aceite caliente ve poniendo las piezas de pollo rebozado en el aceite, que las cubra, y deja que se doren bien. Recuerda que el pollo debe cocerse también por dentro.

No pongas más de tres muslos a la vez para que el aceite no se enfríe, y si ves que quedan residuos al sacar las piezas retíralo antes de freír la siguiente tanda.

Saca las piezas fritas y ponlas sobre papel de cocina para que absorba el aceite. El pollo quedará seco y bien frito.

Hay un truco que mejora el resultado, meter la carne en el frigorífico antes de freírlo, no mucho tiempo menos de media hora.

¿Te gustó? Puedes contarnos si tienes algún secreto para esta receta.

Y si quieres aquí tienes otra manera de preparar el pollo broster casero.